Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player



Filtrar por año







Publicitarios Implicados realiza un documental sobre la amistad »

GfK compra la empresa española Netquest »

2016: año crítico para los editores online por el auge de los adblockers »


  Paperboy patrocinado por:

Nos ha dejado Carlos Rolando, maestro internacional de la comunicación gráfica en mayúsculas


Recogemos dos de las semblanzas que se han realizado tras conocer la noticia.

Mi maestro (Por Toni Segarra)

Escribo hoy, jueves 4 de febrero, aún conmocionado por la noticia. Triste. Mucho. Ha muerto Carlos Rolando. Pido perdón por el desorden y la pequeñez de estas palabras, pero siento la necesidad imperiosa de escribirlas.

Mi agenda sigue anunciándome, testaruda, que mañana viernes Carlos me espera en su casa a las diez. Quería desayunar conmigo para contarme una idea que según él me iba a encantar (claro que me iba a encantar, estoy seguro). El asunto de su último mail rezaba sencillamente: “I need you!”. Qué espantosa paradoja sentir cuánto le voy a necesitar yo de ahora en adelante, cuánto voy a dejar de aprender.

Conocí a Carlos demasiado tarde, aunque admiré siempre su trabajo. Y su pensamiento. Su estatura profesional me parecía inalcanzable, y yo soy un hombre tímido. El libro que escribió junto a Frank Memelsdorff para promocionar su estudio es uno de los pilares de mi formación. Ojalá supiera dónde lo puse.

Para aprovechar el tiempo perdido intenté juntarme con él y con Marçal Moliné tantas veces como pude en comidas que fueron siempre lecciones magistrales de sensatez e inteligencia (espero, deseo, poder disfrutar aún muchos años de esas comidas con Marçal).

He confesado demasiadas veces que mi auténtica vocación frustrada es el diseño gráfico. Lamentablemente no sirvo para ello, no se me concedió ese don. Pero creo que hay algo de la disciplina y del pensamiento del diseño en mi manera de aproximarme a la publicidad. La obsesión por el análisis riguroso, por el concepto, por el largo plazo, por la estrategia. De todo ello recibí lecciones impagables de Carlos.

Su lucidez y su capacidad para leer los tiempos era legendaria. Y para resumirlos concentrados en conceptos sencillos y profundos. Recuerdo el día que me explicó la crisis en una frase: “Hemos pasado de una economía de demanda a una de oferta, Toni. Eso lo cambia todo.” Sigue siendo cierto, y sigue sin ser comprendido por la inmensa mayoría. Lo obvio es aquello que hemos dejado de ver, y él te lo devolvía constantemente a la cara, fresco, renovado, para que lo entendieras. Hacer comprender cosas complejas era su oficio.

Hace 20 años me recomendó una revista que acababa de nacer: era Fast Company. Conseguí una y le eché una ojeada ¿Qué demonios hacía un diseñador gráfico leyendo eso? Carlos siempre entendió que su trabajo era un instrumento de gran importancia (en algunos casos de la máxima importancia) en la construcción de valor para las empresas. Por eso le interesaban los negocios, la economía, el dinero: su terreno de juego.

Otro día, durante una de nuestras comidas, comentó una noticia del New York Times. Algo sobre Apple y la televisión, creo recordar. Lo hacía a menudo. Yo le hice una pregunta absurda: “¿Lees el ‘New York Times’, Carlos?” Su respuesta aún hoy me hace sentir profundamente provinciano y ridículo: “¿Tú qué lees, Toni?”

Carlos estudió Arquitectura y Arte, y forma parte de esa maravillosa generación de diseñadores argentinos que, educados en una universidad extraordinaria (la que recibió como profesores a los intelectuales y artistas que huían de la Segunda Guerra Mundial), aportó a nuestra profesión un componente que nunca habíamos tenido y del que seguimos careciendo: nivel, profundidad, cultura. Aún estamos a tiempo de agradecérselo.

El me reveló la línea directa que une la revolución de Bernbach con las vanguardias europeas vía las ediciones americanas de las grandes revistas de moda, con ese epicentro al que casi siempre hay que regresar llamado Paul Rand. El formó parte, de algún modo, de esa corriente que nos cambió y de la que sabemos tan poco.

Fue el mismo Paul Rand quien le hizo abandonar la lección inaugural de un máster de Diseño en el que daba clases, cuando descubrió que ninguno de sus alumnos sabía de quién estaba hablando. Se fue para siempre de aquel lugar no sin antes explicar sus motivos: “Estudiar Diseño Gráfico y no conocer a Paul Rand es como estudiar Arquitectura y no conocer a Le Corbusier”. Entendía la vida y el trabajo desde la máxima exigencia.

Fue jurado del Communication Arts mucho antes de que ninguno de nosotros supiera que esa publicación fundamental existía. Estuvo a punto de unirse a los fundadores de Pentagram, la gente que reinventó el diseño en el mundo. Era un grande, muy grande, tan grande que si hubiera vivido en Nueva York y hubiese trabajado en inglés hoy llenaría las páginas de los periódicos que él leía. Y si no lo hizo, si no trabajó en Nueva York y en inglés, fue porque decidió vivir bien, aquí, entre nosotros. Otra demostración de su inmensa inteligencia.

Escribió las mejores reflexiones que conozco sobre la realidad y el objeto de su trabajo. Aún hoy en su web podéis disfrutar de su talento en algún breve texto. Yo los acabo de releer. Me ha arrasado una insuperable sensación de pérdida, de desconsuelo.

No puedo evitar sentir que este oficio al que amo tanto es a partir de hoy menos interesante, menos inteligente, menos serio.

La última vez que le vi fue esta Navidad. Nos tropezamos en la calle, cerca de su casa. Nos abrazamos fuerte. Destilaba su entusiasmo habitual, un entusiasmo que no encuentro en la mayoría de los jóvenes que hoy llenan nuestras agencias. Estaba, como siempre, lleno de proyectos. A sus 83 años. Ojalá yo sea capaz de llegar al final como ha llegado él. Quedamos en vernos pronto porque tenía que contarme cosas.

Después llegó su mail.

I need you Carlos.

Fuente: anuncios.com

Carlos Rolando In Memoriam (Por Enrique González)

Con la marcha de Carmen Balcells, Barcelona volvió a celebrar recientemente el boom de las letras iberoamericanas que en su momento eligieron a nuestra ciudad como epicentro. La marcha de Carlos Rolando me sugiere subrayar otra eclosión casi coetánea, la que produce el desembarco de un contingente de lumbreras, mayormente argentinas, que establecidas con éxito en la ciudad, agitan las aguas de la profesión y de campos inmediatamente relacionados como el publicitario, con una inyección refrescante de pensamiento, ejecutoria, exigencia y dignidad. En ese grupo, en primera línea de fuego si se me acepta la metáfora, disparaba Carlos Rolando. Y uso esta metáfora y no otra porque Carlos, divino impaciente, me recordaba a veces aquella simpática declaración de Raymond Chandler, “Yo he venido a este mundo a pelear”.

Como artista a mí se me aparecía como un pop de los serios, como diseñador lo encontraba exquisito, haciendo bingo una vez tras otra con una elegancia ígnea, ejercida sin concesiones, fruto de unas cuantas convicciones muy ordenadas y de su robusta escuela americana del norte. Aunque no era mucha la frecuencia con que la vida y la agenda nos permitió relacionarnos, siempre celebrábamos estar un rato juntos, ya fuera en la mesa de algún figón, ya fuera en encuentros profesionales de distinto signo.

Con él y a petición de su gran amigo y cliente perpetuo Manolo Vila del Olmo, tuve ocasión de imaginar el certamen Bestpack, que se celebra en el marco de Alimentaria. Manolo me decía todavía ayer que Carlos murió con las botas puestas pues un día antes estaban preparando juntos la nueva convocatoria de los premios, que ya no sé por qué número va, pero que se ha convertido en importante. Y no podía haber mejor inspirador y promotor de ese premio que Carlos, que era un comunicador enamorado del diseño del producto y de su envoltura, al punto de predicar, a veces en el desierto, la absoluta centralidad de un pack sublime en el complejo de comunicaciones que debía emitir una marca. Esa prédica durante un tiempo, la llevó a cabo también a dúo con un gran cerebro, Rafa Suso. Era un privilegio escucharles argumentar juntos dónde se creaba valor y dónde filfa. Hay gente mucho más autorizada que yo para explicar el legado profesional de Carlos Rolando, compañeros diseñadores y publicitarios que lo han tenido muy cerca y que han trabajado codo a codo con él, así que no me extenderé.

Espero que Maya y Mariano, sus hijos continúen en este oficio del que el padre fue un consumado maestro, porque el ADN es el ADN. Por lo que extraigo de lo que anoche nos decía su esposa a Norberto Chaves y a mi, creo que también diseñó el cuadro previo al infarto que se lo llevó, apaciblemente sentado: Un libro de arte en las manos y una taza de té.

Y espero también, cuando quede liberado de ataduras como él, reencontrarme algún día con Carlos en quien sabe qué cúmulo, estrato o cirro, y hacer esa comida, varias veces anunciada y reclamada por ambas partes, que se nos quedó pendiente. Qué persona y qué legado tan admirables. Descanse en paz.


 

Comparte este artículo:    

Fecha: 07/02/16 || Añadir Comentario || Comentarios
J. Walter Thompson patrocina el Centro de Documentación Publicitaria

Sería imposible continuar la labor que estamos haciendo desde el Centro de Documentación Publicitaria sin el apoyo de nuestros patrocinadores. Como J. Walter Thompson, que además nos ha donado recientemente todo su archivo histórico. Así que como agradecimiento, este vídeo, donde enseñamos parte del trabajo que hacemos gracias a ellos, en esta ocasión recogiendo un ejemplar del primer libro sobre publicidad que se escribió en el mundo en español #jwtcuidalapublicidad




 

Comparte este artículo:    

Fecha: 04/02/16 || Añadir Comentario || Comentarios
Pablo Gowland, una marca emblemática de la publicidad en la Argentina

El pasado martes 19 de enero, pasado falleció Pablo Eduardo Gowland, uno de los nombres más emblemáticos de la historia de la publicidad argentina. Había nacido el 21 de marzo de 1924 y con su agencia, Gowland S.A., comandó una verdadera revolución en el negocio de la publicidad durante las décadas del 60 y del 70.

Era escribano público, pero toda su vida profesional estuvo ligada a la publicidad y a los medios de comunicación.

De muy joven había ingresado en la agencia Pueyrredón Propaganda, donde trabajó y se hizo amigo de David Ratto, otro nombre mítico de la publicidad. Juntos fundaron, en 1959, la agencia Gowland, que rápidamente se convirtió en el referente de la publicidad en la Argentina y en una escuela de formación de talentos.

Por su agencia pasaron los principales anunciantes del país, como Coca-Cola, Molinos y Jockey Club, y gran parte de los creativos que iban a marcar durante los años siguientes el negocio publicitario en la Argentina, desde Raúl Salles y Gianni Gasparini hasta Fernando Vega Olmos y Hernán Ponce, pasando por Gabriel Dreyfus, Luis Puenzo y Rubén Maril.

Con Ratto además fueron los pioneros en importar prácticas que estaban aplicando en forma casi simultánea las agencias de publicidad de Estados Unidos, incluyendo la novedad de trabajar con duplas de creativos.

Su carrera profesional también incluyó un paso por Radio Mitre, como socio de un grupo inversor.

Afiliado a la Unión Cívica Radical, junto con Ratto participó en la campaña que llevaría a Raúl Alfonsín a la presidencia en 1983.

Hincha fanático de Racing, seguía casado con Julia (Shatzie), con quien tuvo a sus cuatro hijos. Uno de ellos, Pablo, sigue ligado al negocio con su propia agencia, Gowland Publicidad.

"Era uno de los padres de la publicidad moderna argentina, que, con él, dejó de ser sólo para bohemios y artistas, y pasó a profesionalizarse. Desarrolló la actividad como una industria", evocó Gabriel Maloneay, presidente de la Asociación Argentina de Agencias de Publicidad (AAAP).

Fuente: lanacion.com.ar


 

Comparte este artículo:    

Fecha: 31/01/16 || Añadir Comentario || Comentarios
Nueva publicación de Esic Editorial: Digitaliza tu negocio

Por David Vilaseca.

La revolución digital que vivimos está detrás de muchos de los cambios que experimentan los consumidores y las empresas de todo el mundo. Este libro aporta una sistemática en 5 sencillos pasos para que emprendedores, empresarios y responsables de grandes empresas que buscan nuevas formas de hacer negocio logren transformar digitalmente sus modelos.

Madrid, enero de 2016. ¿Cómo desarrollar tus proyectos y crecer aprovechando los grandes cambios de la Revolución Digital?

En un mundo en permanente cambio, surgen muchas preguntas sobre cómo aprovechar las oportunidades para hacer crecer un negocio. La Revolución Digital que vivimos está detrás de muchos de los cambios más profundos que experimentan los consumidores y empresas de todo el mundo.

Emprendedores, directivos y líderes de empresas de todos los tamaños que estén buscando nuevas oportunidades, encontrarán en este libro respuestas prácticas para lograr la transformación y el crecimiento. Siguiendo cinco grandes pasos se repasan nuevas soluciones como publicidad digital, big data o diseño de experiencias.

Seguiremos el camino de uno de estos “buscadores de oportunidades”, sus dudas y descubrimientos. Para traducirlo en acciones de crecimiento, se proponen herramientas prácticas del ámbito Digital, el Marketing y la Comunicación. Y numerosos ejemplos reales de empresas de todo el mundo: desde consolidadas empresas como Coca-Cola y Procter & Gamble, hasta competidores tecnológicos como Amazon, Apple o Google, pasando por startups como Kiip y Tesla. David Villaseca, reconocido experto internacional en el área digital y de marketing y autor del libro Innovación y marketing de servicios en la era digital.

ISBN: 9788416462605
Nº de págs.:165
Precio: 15 €

Foto portada del libro en formato digital en alta resolución y más información:
Paloma Remírez de Esparza
ESIC Editorial
91.452.41.33 | paloma.remirez@esic.es

ESIC Editorial dona un ejemplar de esta publicación al Centro de Documentación Publicitaria de lahistoriadelapublicidad.com




 

Comparte este artículo:    

Fecha: 31/01/16 || Añadir Comentario || Comentarios
Nace la tienda de las palabras olvidadas

 

Los españoles desaprovechan a diario más de 90.000 palabras.

-Según algunos estudios, en nuestro día a día utilizamos, de media, 2.000 palabras de las 94.000 disponibles en el diccionario español.
-Datos como éste indican que se está produciendo un empobrecimiento paulatino de la lengua.
-Nace una iniciativa que pretende volver a poner en circulación a través de las redes sociales palabras que han caído en desuso: la Tienda de #PalabrasOlvidadas.

En 2015, en Twitter la palabra pantomima solo fue usada 250 veces. Amalgama, 331 veces. Picaflor, 75. No son palabras cultas pero, aun así, son palabras en desuso. Los números hablan por sí solos: diferentes estudios afirman que, de las 94.000 palabras que actualmente hay disponibles en el diccionario a diario utilizamos, de media, unas 2.000. Esta cifra, por supuesto, puede aumentar o disminuir según cada persona, pero lo que sí es seguro es que tiene una clara causa y, a la vez, una clara consecuencia: el empobrecimiento de la lengua.

Nuestro ritmo de vida actual, cada vez más acelerado, influye. También la economía del lenguaje necesaria en medios como Twitter, donde tenemos un límite de 140 caracteres y tenemos que escoger palabras que todos conozcan. Algunos aseguran que este fenómeno se produce porque hay una tendencia hacia una estandarización excesiva. Otros afirman que, en muchas ocasiones, simplemente abandonamos palabras al sustituirlas por otras más nuevas o, por desgracia, por términos más facilones.

Cuando se trata de encontrar soluciones, muchos coinciden: las redes sociales pueden ser una gran herramienta para volver a dotar a nuestro lenguaje de la riqueza que ha perdido. Y precisamente para aportar su grano de arena a la causa Proximity, una agencia de comunicación con sedes en Barcelona y Madrid, ha lanzado una curiosa iniciativa: La Tienda de Palabras Olvidadas.

Una tienda en la que se pueden “comprar simbólicamente” palabras que han caído en desuso, tales como pantomima, amalgama o picaflor, no pagando con dinero, sino difundiéndolas a través de las redes sociales. Simplemente, volviéndolas a poner en circulación. Y es que, tal y como comenta Eva Santos, Directora Creativa General de la agencia, “hay palabras aceptadas por la Real Academia Española que hace tiempo no decimos, tuiteamos y posteamos. Palabras olvidadas que no deberían perderse porque son parte de nuestro patrimonio cultural.”

Este sistema de “pago social”, mediante el cual uno “adquiere” la palabra que desea salvar simplemente compartiéndola en sus redes, se ha elegido para convertir a los medios sociales -a los que a menudo se han llegado a culpar del empobrecimiento de la lengua- en sus “salvadores”. Porque, en definitiva, en el momento en que a una palabra en desuso se le pone un hashtag delante, se la devuelve al uso social y, por tanto, a la vida.

La Tienda de Palabras Olvidadas ha sido lanzada la semana del 25 de enero, coincidiendo con el Día del Profesor, el Día del Periodista y el Día de la Publicidad, tres áreas muy implicadas en defender nuestro idioma. Y, tal y como afirman sus responsables, se trata de un proyecto vivo que se irá nutriendo con nuevas palabras y colecciones especiales, como la que ya se prepara para San Valentín con palabras de amor en desuso.


 

Comparte este artículo:    

Fecha: 29/01/16 || Añadir Comentario || Comentarios
Desayuno y collage para el Día de la Publicidad

Un año más, la publicidad española celebra su festividad el último viernes de enero. En esta ocasión, el próximo 29 de enero en el Centro de Documentación Publicitaria hemos organizado una serie de actividades dirigidas al sector publicitario mallorquín.

De 10 a 12hs. Desayuno y visita guiada ofrecida a una representación del sector de la comunicación publicitaria en Mallorca. Anunciantes, medios de comunicación, agencias de publicidad, diseñadores gráficos... conocerán las últimas incorporaciones al archivo histórico del Centro de Documentación Publicitaria.

De 17 a 23 hs. Nueva edición -¡y ya hemos perdido la cuenta!- de la Quedada Collagera. Como en anteriores ocasiones, un grupo de entusiastas del collage publicitario serán convocados en nuestra instalaciones para que, con todas las horas de la tarde y comienzo de la noche por delante- el papel, las tijeras y el pegamento tomen el protagonismo de la creatividad. Y para que el estómago no ruja en ningún momento: merienda-cena incluída.

El Día de la Publicidad en España se celebra en honor a la conversación de San Pablo Apostol, el 25 de enero, si bien por convenio se traslada al último viernes de enero: "El día 25 de enero tendrá consideración de fiesta profesional y abonable y no laborable. Sin embargo su celebración, de no coincidir en viernes, quedará trasladada al primer viernes laborable posterior a dicha fecha."

Cabe decir también que el pasado año la profesión le puso "cara" a la festividad, que desde hacia algún tiempo era conocida como San Publicito (sanpublicito.com)



 

Comparte este artículo:    

Fecha: 24/01/16 || Añadir Comentario || Comentarios
El Centro de Documentación Publicitaria amplia sus áreas de digitalización del patrimonio publicitario más antiguo

Al Centro de Documentación Publicitaria nos llegan constantemente piezas publicitarias en diversos soportes físicos, muchos de los cuales dejaron de usarse hace años, sobre todo en cuanto a publicidad audiovisual se refiere. Ello obliga a estar preparado con el equipo técnico necesario para poder digitalizar tanto material diverso antes que el paso del tiempo acelere su deterioro.

Como última novedad, este mes de enero hemos logrado equiparnos -a pesar de no haber sido nada fácil- del equipo necesario para poder digitalizar VCR de Philips, que junto a los Umatics de Sony, fueron los primeros soportes domésticos de videocassette a comienzos de los setenta. Este soporte VCR apenas tuvo éxito, tal y como años después le pasaría al Video 2000. Nuestro interés en la digitalización ha surgido debido a que en la donación del archivo histórico de la agencia JWT, nos aparecieron numerosas cassettes de este tipo, las cuales contienen una importante cantidad de spots de TV y Cine de los años 70, tanto nacionales como internacionales. Con esta última incorporación de VCR, en el Centro de Documentación Publicitaria estamos digitalizando:

Audiovisual: Betacam Digital, Betacam SP, VHS, Umatic, VCR.
Audio: Cintas magnetofónicas (Revox), cassettes.
Diapositivas: Todos los formatos hasta A4.
Papel: Todos los formatos hasta A3.
Discos de vinilo: 33 y 45rpm.

Estos servicios de digitalización no son exclusivos para el material histórico del Centro de Documentación Publicitaria sino que también los estamos ofreciendo a proyectos externos, tanto por parte de empresas e instituciones como de particulares.


 

Comparte este artículo:    

Fecha: 24/01/16 || Añadir Comentario || Comentarios
Leo Burnett y aquel histórico discurso de 1967

La historia está cargada de discursos motivadores realizados por personas que de un modo u otro se convirtieron en referentes para determinados habitantes de este planeta. Motivador resultó aquel que emitió Steve Jobs en un acto de graduación universitaria y que hoy en día se puede ver en YouTube, con millones de visitas.

También en YouTube se encuentra el que ofreció Leo Burnett, recomendando que quitaran su nombre en la puerta de la agencia si ésta, en algún momento, dejaba de seguir sus principios fundacionales. Aquel discurso se grabó en un disco y en el Centro de Documentación Publicitaria contamos con un ejemplar. Ese es nuestro trabajo: recuperar, conservar y promocionar el patrimonio publicitario. Y lo hacemos gracias a patrocinios como el de Ogilvy & Mather. Porque la historia de la publicidad afecta a todos y cada uno de los que participan en esta maravillosa profesión.

 

 

Comparte este artículo:    

Fecha: 19/01/16 || Añadir Comentario || Comentarios
Nueva publicación de Lid Editorial: 8 maneras de crecer. ¡Dibújalo! Innova, crea y comunica de manera visual


Los autores

Fernando de Pablo es fundador y creador de DiBUJARiO. Artista gráfi co y conceptual, ha trabajado como diseñador de experiencia de usuario en el sector tecnológico- fi nanciero y como formador experto en diferentes proyectos de innovación visual para compañías multinacionales y centros de enseñanza. En 2010 funda DiBUJARiO y desarrolla técnicas de visual thinking en reuniones, congresos y foros de innovación en los que participa como consultor y facilitador visual. Ha colaborado en diferentes medios audiovisuales, llevando el dibujo de conceptos más allá de los soportes tradicionales.

Miren Lasa es cofundadora y directora general de DiBUJARiO. Experta en la defi nición estratégica, lleva más de 16 años diseñando e implementando estrategias de marketing en grandes multinacionales. Con una visión innovadora en el campo de la fi delización y la experiencia de cliente, desarrolla su labor de consultoría enfocada en la defi nición de productos y servicios. Investiga y aplica técnicas de facilitación y desarrolla contenidos y nuevas metodologías visuales para equipos multidisciplinares. Ha participado como guest lecturer y ponente en talleres y seminarios de universidades y escuelas de negocios.

La obra

El dibujo es un arma de difusión masiva con un enorme potencial, capaz de impactar de una manera creativa e innovadora sobre todo el mundo. El mapeo de un proyecto, la defi nición de escenarios de uso, el diseño de procesos, la defi nición del customer journey o el prototipado de baja y alta fi delidad son algunas de las aplicaciones de las metodologías del design thinking . En todas estas herramientas el dibujo de conceptos participa como un recurso troncal ofreciéndonos un sistema para crear, investigar e innovar, corriendo los menores riesgos posibles; las ideas dibujadas en un cuaderno se suman unas a otras pudiendo formar un buen repositorio de recursos de consulta rápida.

Por ello, Fernando de Pablo y Miren Lasa ponen en nuestras manos ¡Dibújalo!, un completo manual para innovar, crear y comunicar de forma visual que recoge las bases del dibujo a través de sencillas y prácticas herramientas acompañadas de ejercicios que te ayudarán a presentar tus ideas, productos, conceptos... ¡Porque una imagen vale más que mil palabras! A lo largo de la obra encontrarás más de 200 imágenes para inspirarte y 22 ejercicios prácticos para descubrir el poder de los dibujos. El manual se completa con la recopilación de casos de uso reales de reconocidas empresas como Amadeus, Cisco, Fundación Innovación Bankinter, Campofrio, Telefónica, Mapfre y McCann Worldgroup, entre otras, para ilustrar su aplicación empresarial.

Autores: Miren Lasa y Fernando de Pablo
Editorial: LID Editorial
Colección: Acción
empresarial ISBN: 9788483562284
Precio: 24 euros
e-book: 22,50 euros
Formato: 20,5 x 20,5 cm
Encuadernación: Rústica
Número de páginas: 264

Para más información:



laura.diez@lideditorial.com
beatriz.raso@lideditorial.com
91 372 90 03

Lid Editorial dona un ejemplar de esta publicación al Centro de Documentación Publicitaria de lahistoriadelapublicidad.com


 

Comparte este artículo:    

Fecha: 16/01/16 || Añadir Comentario || Comentarios
La publicidad, notaría particular de la sociedad


La publicidad. Esa particular notaría de la sociedad de cada momento. Es injusto enjuiciar anuncios pasados con los ojos de hoy; hay que situarse en el momento y en el lugar.

La imagen de hoy nos retrotrae a hace casi 100 años. Nestlé, marca abanderada de la alimentación infantil y de la "salvaguarda" de los infantes, hacia anuncios incomprensibles para nosotros pero reales como la vida misma por aquel entonces.

Imposible ver hoy un niño "con tripa" como la niña del anuncio, más aún anunciando un alimento infantil. Pero es que con las penurias de antaño, esos michelines eran expresión de salud. Penurias que llevaron a crear la leche en polvo ante la dificultad de obtener leche natural, de tal manera que en España, por ejemplo, la Harina Lacteada de Nestlé, que llegó a nuestro país a finales del siglo XIX, tuvo que volver a fabricarse tras la Guerra Civil ante la imposibilidad de poderse fabricar La Lechera.

E imposible ver hoy en día un niño desnudo en un anuncio de la guisa en la que aparece esta niña. Eran otros tiempos y la candidez de la publicidad y de la propia sociedad, hacía que la desnudez infantil no fuese vista tal y como se ve hoy en día.


 

Comparte este artículo:    

Fecha: 08/01/16 || Añadir Comentario || Comentarios







 

 

 

Web bajo licencia Creative Commons. Se permite copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra bajo las condiciones de Reconocimiento y Sin obras derivadas
© Centro de Documentación Publicitaria 2007 - Aviso Legal - Créditos