Vichy Catalán emite el spot navideño realizado por sus fans »

Suchard celebra la Navidad con un spot protagonizado por los consumidores »

Madrid vuelve a los años 60 con el botijo de Mahou »


  Paperboy patrocinado por:






  lahistoriadelapublicidad.com colabora con:





Toni Segarra Alegre

Toni Segarra (Barcelona, 1962) se define a sí mismo como un tipo que escribe anuncios.

Lo que pasa es que los escribe como nadie.

Tan bien lo hace que sus colegas de profesión y los anunciantes decidieron, en una encuesta realizada por la revista Anuncios, que era el Mejor Creativo Español del Siglo XX.

Él, que es un bicho raro (es hincha del Espanyol), le resta importancia y dice que eso son cosas del siglo pasado.

Toni Segarra es un tipo que comenzó en esto de los anuncios gracias a su padre y a su hermano Paco. En SYL, la imprenta de la familia, se enamoró de la gráfica ojeando ejemplares de revistas alemanas de diseño. Y de la mano de su hermano Paco hizo sus primeros textos en La Compañía de Estructuras Desmontables Vinizius, hoy Vinizius Y&R.

Tenía entonces 25 años, el título de Licenciado en Filología Hispánica y el sueño de ser escritor.

Descubrió que no se le daba nada mal y aceptó la oferta de trabajar en Vizeversa, donde coincidió con Ramón Roda y David Caballero. De ahí se va a Contrapunto Madrid. Con 30 años y un Gran Premio en Cannes por "Pippin" bajo el brazo (1989) vuelve a casa, a Vizeversa.

Pero su sitio ya no estaba ahí. Como tampoco lo estaba en Casadevall Pedreño & SPR, pese a que la "S" era en su honor. Probó suerte en Delvico Bates, donde llega, revoluciona el panorama creativo de la época y se hincha a ganar premios con campañas tan buenas como las que escribió para la Asociación Española Contra el Cáncer o Bulevard Rosa.

Pero de nuevo se queda sin espacio, así que como buen creativo, en 1995 se crea el suyo junto con Luis Cuesta, Ignasi Puig y Félix Fernández de Castro en *S,C,P,F... donde gana aún más premios (no tendría sentido nombrarlos todos: si existe, lo ha ganado) y donde trabaja para marcas de tan largo recorrido como BMW, Evax, Ikea o Vueling.

La mano a la que le gusta conducir, el be water my friend, la República Independiente de tu casa, el hola soy tu menstruación, el a qué huelen las nubes y otras muchas ideas geniales han salido (o han pasado) por su despejada cabeza.

Obviamente, todo esto no se consigue sólo escribiendo bien.

Toni Segarra es escritor de anuncios, pero también es un gran director creativo. Y como tal, ha tenido la inteligencia suficiente para rodearse de los mejores profesionales del sector en cada momento. Ha unido su talento al de gente como Enric Aguilera, Turi Tollesson, Marion Donneweg, Carlitos y Patricia, Pepino García, Julio Wallowits, Javi Carro, los nombrados Caballero y Roda, la hija de este último, Mireia Roda, Carlos Rolando o Albert Chust. Y cuando no encontraba la persona idónea en el mundo de la publicidad, la buscaba fuera. Por ejemplo, en Milmilks*, un experimento auspiciado por *S,C,P,F... que da la oportunidad a gente con ideas para llevarlas a cabo. Y así, de paso, permite oxigenar las mentes de su agencia y escapar de la endogamia imperante en el mundillo.

Toni Segarra cree en Dios, afirmó que la Biblia es el mejor manual de instrucciones de la Historia y la cruz, el mejor logo. Y también es devoto del Santo Caos, al que saca en procesión de vez en cuando.

Toni Segarra admira a David Abott, Neil French, Charles Inge, Bill Bernbach, Nizan Guanaes, John Webster; Jim Durfee o a Dan Wieden.

Pero también a Marçal Moliné (y a todo lo que supuso MMLB), Luis Casadevall, Ernesto Rilova, Miguel García Vizcaíno, José Luis Zamorano, José María Piera, Julián Zuazo, su hermano Paco, Salvador Pedreño y a todos los nombres que están junto a él en esta página de la Historia de la Publicidad. Y a los que estarán.

De hecho, piensa que los estudiantes de Publicidad deberían tenerlos en su temario.

Además de todos los premios, todo el dinero, todos los cargos y todos los clientes, Toni Segarra ha logrado ganarse el respeto y la admiración casi unánime de un mundo tan nutrido y sobrado de egos como el que nos ocupa. Y eso es algo que no se consigue sólo escribiendo anuncios.

Por muy bien que los escribas.


Fuente: Esta biografía ha sido elaborada en exclusiva para lahistoriadelapublicidad.com por parte de Alfred Pavía.
Es director creativo de Sapristi y uno de los pocos publicitarios que no puede decir "yo conozco a Toni Segarra".

Sabe de él de oídas porque trabajó en Clouseau con su hermano Paco, con su hermana Sose y con su sobrino Fran. Y de leídas porque allí devoró el libro de conmemoración de sus cinco años en Delvico tratando en vano de escribir como él, como Wallowits o como Xavi Moreno. Porque leyó la dedicatoria que le regaló a Paco junto con el ejemplar de The Copy Book: "Ojalá hubiésemos tenido esto cuando empezamos", por sus artículos en el blog de Anuncios y por su libro "Desde el otro lado del escaparate".

Y porque si trabajas en esto y no sabes quién es Toni Segarra, ¿trabajas en esto?

Nota: Toni Segarra es el padre de referentes como: "¿A qué huelen las nubes?", "Hola, soy tu menstruación", "¿Te gusta conducir?" o "Bienvenido a la república independiente de tu casa".
























 




 

 

Web bajo licencia Creative Commons. Se permite copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra bajo las condiciones de Reconocimiento y Sin obras derivadas
© La historia de la publicidad contada desde un principio 2007 - Aviso Legal - Créditos