Centro de Documentación Publicitaria

BLOG

Un paseo por los anuncios más recordados de la publicidad española: Traerá cola (1987)

Considerada por la mayor parte de los publicitarios como la campaña más importante del siglo XX realizada en España -premiada en multitud de festivales nacionales e internacionales-, aquel histórico anuncio de la ONCE supuso un antes y un después en la publicidad española. Creatividad y espectáculo de la mano.

La enorme cola que en un caluroso septiembre de 1987 se prolongaba por todo Madrid, comenzó con una técnica publicitaria que apenas se había usado en España, denominada teaser o de suspense diferido. Básicamente, está técnica consiste en dividir la campaña en dos fases. En la primera se busca crear expectación ante el anuncio final pero sin decir la marca ni tampoco de qué trata realmente. Poco tiempo después –una o dos semanas normalmente- y en una segunda fase, se resuelve la incertidumbre. El “Cuponazo” siguió esta estrategia y su "Traerá cola" hizo honor a sus palabrass. ¿Es un anuncio de un refresco de cola? ¿a qué espera tanta gente en la cola? ¿será una nueva revista? Finalmente se resuelve la intriga cuando todo el mundo cae cual efecto dominó y se desvela el origen de todo: se trata del nuevo ”Cuponazo” de los viernes de la ONCE. Tan interesante en premios, que la gente hace la cola que haga falta para comprar el cupón.

Fue unos de los spots con mayor coste de producción por de la publicidad española hasta aquel año –los extras utilizados fueron miles y contaron con equipos de producción de primer nivel tomados en rodajes de películas como Apocalipsis Now, que jamás se habían manejado aquí-, y consiguió que la ONCE se recuperara en poco tiempo frente a su competencia directa, la Lotería Nacional, dado que el premio que se podía conseguir era un auténtico reclamo: por 100 pesetas, 100 millones.

El cupón en realidad ya existía desde 1938, fecha en la que a la ONCE se le concedió la explotación de una lotería con carácter social que sirviera para ayudar a las personas ciegas. Pero con esta campaña, el cupón pasó de ser considerado un producto poco atractivo, para algunos de caridad, a un sorteo con la misma categoría que los otros que se celebraban en el país.

Anécdotas surgieron muchas, como la de los continuos desmayos de los extras debido al excesivo calor que hubo en el mes de rodaje, en pleno agosto en Madrid. O las instrucciones que se les daba también a los extras para que al dejarse caer, no se hicieran daño; o los numerosos rumores que surgieron ante la intriga creada en la primera fase de la campaña.

El “Cuponazo”, con música de Nacho Cano, fue realizada por una de las agencias más premiadas de la publicidad española: Contrapunto.

Fuente:

  

"Busque, compare y, si encuentra un libro mejor, ¡cómprelo!", escrito por Sergio Rodríguez y editado por Electa. Todo un viaje por los anuncios que se quedaron en la memoria colectiva. Puedes comprarlo AQUÍ.

Compartir este Post:

0 Comentarios

Dejar un Comentario