Centro de Documentación Publicitaria

BLOG

Casa Oliver dona su legado publicitario al Centro de Documentación Publicitaria

En aquellos años en los que la posguerra y la autarquía en España comenzaban a vislumbrar un deseado fin, no cabe duda que el aun embrionario turismo, sería la gran baza para que nuestro país saliera adelante. En Mallorca, la llegada de los turistas cambiaría el futuro de la isla para siempre.

José María Oliver fue lo que hoy llamaríamos un emprendedor. Era mediados de la década de los cincuenta y rápidamente intuyó que a aquellos turistas se les podría ofrecer algo más que nuestra arena blanca y aguas transparentes. Cuando la oferta turística de sol y playa apenas iba gateando, él optó por la diversificación, o lo que hoy también llamaríamos desestacionalizar. Así nació Casa Oliver, un espacio en el que aquellos turistas que venían de países antaño remotos, descubrían el folckore mallorquín, su atractivo. Una Casa Oliver, que era todo un edificio señorial del casco histórico, a la que fue sumando atractivos para el turista sin necesidad de toalla ni crema solar.

Hace pocos días, Paula Oliver, una de sus hijas y en nombre también de sus hermanas, nos donó la historia publicitaria de Casa Oliver. Carteles, fotografías, folletos, discos que editaron de música mallorquina con la legendaria casa discográfica Belter, y otros materiales igualmente atractivos e interesantes para poder narrar la trayectoria de una empresa que contribuyó, sin lugar a dudas, en la cimentación de los servicios turísticos en Mallorca. En las próximas semanas iremos catalogando cada una de las piezas, las cuales les estamos muy agradecidos por haber decidido que las conservemos en nuestro archivo.

Recuperamos, conservamos y promocionamos, el patrimonio publicitario.

 

Compartir este Post:

0 Comentarios

Dejar un Comentario